El ARTE de hacer cerveza

MelissaNunezCollectiveArts_MG_0081

No hay nada más hipster, moderno y cool ahora mismo que la cerveza artesanal, porque el buen vino en este país, no nos engañemos, sólo queda al alcance de ciertas élites de señores talluditos. Y si combinamos la producción de la mejor cerveza con la promoción de jóvenes artistas y músicos, el éxito está asegurado. Una idea simple ¿verdad?, pero muy muy eficaz. Esto es lo que hace The Collective Arts Brewing.

El pasado julio asistimos a la fiesta de lanzamiento de la tercera edición limitada de cervezas con etiquetas diseñadas por 84 artistas y músicos de todo el mundo seleccionados  a través de un concurso público. Uno de los artistas elegidos fue el español Fernando del Hambre, que aportó una ilustración de su libro HUMO para la edición de la etiqueta. Y nosotros superorgullosos porque fue el único artista de habla hispana seleccionado.

El evento tuvo lugar en el club CODA y comenzó a las nada Canadian 9 de la noche de un miércoles. El local estuvo medio vacío durante la primera media hora, pero el chorreo de gente que entraba era incesante y a las 10 estaba a reventar.  Había gente de todo pelaje: gafapastas de pajarita y corte de pelo nazi, peludos con piercings hasta en las uñas, niñas bien con taconazos, maromos de gimnasio con más tetas que una servidora…¡hasta papás que habían ido a fotografiarse con la etiqueta que había diseñado su retoño-artista!

La noche estuvo amenizada por tres artistas. A la banda  The Order of Good Cheer le tocó romper el hielo y no tuvo demasiada atención por parte del público, que aún estaba calentando.  Jeremy Fisher,  a pesar de estar sólo en el escenario con su teclado y sus ritmos  tranquilos a lo Simon and Garfunkel consiguió caldear el ambiente. Y finalmente, la banda de Montreal Solids, arrancó el furor del respetable.  En este punto, la fiesta tocó techo y se volvió loca, bueno, todo lo loca que se puede volver una fiesta en un club torontiano en el que hay más seguridad que alrededor de la casa de Rob Ford. Alguna señorita en estado de embriaguez extrema fue expulsada, la mitad del club estaba en el aparcamiento fumando marihuana, la gente robaba sin disimulo las botellas de cerveza que estaban expuestas para llevarse un souvenir y los posavasos impresos con las etiquetas de las cervezas volaban por la sala. ¡Un éxito rotundo el del lanzamiento de la tercera serie de etiquetas del Collective Arts Brewing!

MelissaNunez_CollectiveArt_01

Este proyecto ha sabido combinar el buen hacer artesanal y la innovación en la destilación de la cerveza con el apoyo y promoción de artistas y músicos. Nacida en el 2013, en poco más de un año, la compañía ha conseguido lanzar 3 series limitadas de etiquetas diseñadas por artistas, establecer un programa de actuaciones en directo de nuevas bandas llamado Collective Arts Black Box Sessions, patrocinar los Polaris Music Prize del 2013  y organizar diferente eventos en los que el  furor cervecero se combina con el arte más indie. Pero no todo va a ser pose, fiesta y arte, los chicos también hacen bien la cerveza. No obstante, han ganado varios concursos a nivel provincial y nacional y con los ahorrillos se están haciendo una nueva fábrica en Hamilton. ¡No puedo esperar a que la abran! Preveo una nueva meca para el hipsterismo local. Hordas de chicuelos barbados (¡ah no, que la barba está demodé, ahora se lleva el normcore!) y mozas con cangrejeras de diseño, acudiendo en masa a pasar el sábado a Hamilton. Veo conciertos al aire libre, veo catas de pale ale maridadas con sweet potatos, veo selfies con cervezas (¿se llamarán beerfies?)… Señores de Arts Brewing Collective contrátenme como event coordinator yaaa.

Larga vida a la cerveza … y al arte!

MelissaNunezCollectiveArts_MG_0029

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone