EUFF2015: Rompiendo prejuicios en la gran pantalla

Royal Cinema

Círculos de marisabidillos con gafas de pasta y abrigo tres cuartos discutiendo la secuencia del minuto 43. Historias de lugares que se sienten demasiado lejanos con historias dramáticas que no apetecen. Complejidad, elitismo, aburrimiento. Estos son algunos de los prejuicios que, a menudo, se asocian con el cine europeo y que Jeremie Abessira, director ejecutivo del European Union Film Festival, lucha por romper.

“Mucha gente piensa que el cine europeo es algo elitista pero no es así. Creo que todas las películas seleccionadas para este festival son accesibles al gran público”, explica Abessira. Un buen ejemplo fue el filme de suspense The Keeper of Lost Causes, de Mikkel Nørgaard, con una narrativa similar a la de cualquier largometraje de suspense hollywoodiense que contrasta con personajes típicamente nórdicos, de carácter duro, reservado y complejo.

La undécima edición del EUFF, celebrada en The Royal, ha presentado la cartelera más singular que Toronto tendrá en todo el invierno: 28 estrenos, uno por cada país de la Unión Europea, que seguramente no se volverán a proyectar en la capital financiera. Ésta no solo es una oportunidad única para descubrir cómo es el cine y la vida en países como Lituania, Bulgaria o Malta, si no que además, es gratuito.

El festival nació con la idea de ser accesible a todo el público y de animar a la gente a ir más allá de sus fronteras y conocer otras realidades”, apunta Abessira. Desde que empezó a trabajar como director ejecutivo del EUFF en 2013 y por la popularidad que gana cada año el festival, Abessira incluyó la opción de pagar 10 dólares para reservar un asiento.

 Jeremie Abessira

“Algunas personas venían desde Missisauga y se quedaban sin entrada. Otras no querían hacer una hora de fila. Para evitar este tipo de molestias, decidimos dar la opción de pagar por adelantado para asegurarse el sitio. Aún así, en torno al 80% de espectadores entra gratis”, explica el joven director.

Además de exóticas y gratuitas, 27 de las 28 películas han sido premiadas en distintos festivales europeos e internacionales. “Intentamos que en ellas se vea un poco cómo es el país, no solo el paisaje y arquitectura, si no también su cultura y valores”, añade Abessira. La cartelera del EUFF cuenta con comedias, dramas, películas de suspense, de acción y documentales, todas ellas seleccionadas con la ayuda de los consulados de los respectivos países.

Simshar, de Rebecca Cremona (Malta), ha sido muy interesante y una oportunidad única de ver el primer filme de la historia de Malta que se presenta a los Oscar como mejor película extranjera”, señala el experto en cine.

El EUFF cierra el próximo 29 a las 6pm visitando Luxemburgo. Con Baby (A)Lone, de Donato Rotunno, nos despedimos de la complejidad y esplendor del mejor cine europeo imaginando –o recordando- lo que significa ser adolescente en el corazón del viejo continente. ¡Nos vemos en la fila!

Voluntarios EUFF2015

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone