Noemí Weis: Los documentales pueden hacer una diferencia

Noemi Weis en la Premier de MILK
Noemi Weis en la Premier de MILK

Noemí Weis está presentando en Toronto su más reciente documental: Milk, un trabajo que nos muestra como algo tan natural como dar a luz y amamantar termina siendo transformado e incluso deformado por intereses económicos, en diferentes partes del mundo, no solo en naciones en vías de desarrollo, altamente vulnerables a las presiones de las grandes empresas, sino también en países desarrollados como Estados Unidos.

Noemi Weis en la Premier de MILK

Noemi Weis en la Premier de MILK

La argentino-canadiense Noemí Weis es una documentalista dedicada a los Derechos Humanos y la justicia social; “mi intención es usar los documentales para dar a conocer temas que deben saberse, para que la gente pueda hablar de esos temas y con eso tratar de hacer una diferencia”.

La documentalista nos comentó que las mujeres y los niños son protagonistas frecuentes ya que son altamente vulnerables, así como otros grupos como los homosexuales. Eso lo podemos ver en documentales como: Gloriuosly free que trata de darle una voz a las comunidades gays del mundo; Let´s talk about it (hablemos), centrado en la violencia doméstica; The Forgotten Woman, sobre las viudas de la India; Abuelas, sobre el movimiento Abuelas de la Plaza de Mayo, en Argentina; Desert Riders, que trata del tráfico de niños en los países árabes a fin de convertirlos en jinetes en las carreras de camellos; Teaching the Life of Music, sobre el Sistema de Orquestas Sinfónicas de Venezuela y su impacto fuera de Venezuela.

Para Noemí Weis, el trabajo con documentales es apasionante ya que le permite la oportunidad de sensibilizar al público sobre temas de interés mundial, aunque a veces se torna un trabajo duro porque los documentales nunca mueren, los temas que allí se denuncian persisten. Sin embargo, eso no detiene su esfuerzo por seguir concientizando al público.

Su nuevo trabajo, “este nuevo bebé”, como Weis se refiere a Milk, está siendo estrenado en el marco del Festival HotDocs, que se realiza en Toronto entre el 23 de abril al 3 de mayo.

Noemi Weis en la Premier de MILK

¿Cómo fue el proceso de investigación para este documental?
“Llevo trabajando 3 años en este proyecto, para el que entrevisté mujeres alrededor del mundo, con el propósito de encontrar las voces más fuertes, de mujeres que pudieran hablar por ellas y por muchas otras, y también las mujeres que nunca tuvieron la oportunidad y que ahora la tendrían. Encontré mucho apoyo ya que las mujeres son muy solidarias cuando creen en algo”.

De las historias que recopilaste, ¿cuál fue la que más te impactó?
“Para mí lo más impactante fue ver que las organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unicef, así como otros organismos mundiales que vienen trabajado en la promoción de la lactancia materna por décadas, siguen luchando como si fuera ayer que empezaron, por lo que pareció importante también dar a conocer lo que están haciendo, ya que es un tema tan delicado como la lucha contra la mortalidad infantil”.

“También me impactó –continúa– cuando estuve en Filipinas, luego del tifón Yolanda o Hayan (como le dicen en inglés), cómo las mujeres especialmente vulnerables, con un muy limitado acceso a recursos, y encima viviendo una situación de catástrofe, recibieron donaciones muy limitadas. Algunas de estas donaciones, como el caso de la leche, solo les duró entre 3 a 4 semanas, para luego encontrarse que estaban devastadas, sin dinero y sin más leche”.

Allí está uno de los puntos más polémicos del documental, el impacto de la industria de alimentos en la lactancia materna; una industria que puede aparecer en circunstancias excepcionales como el Tifón de Filipinas en noviembre del 2013, o con el apoyo de los gobiernos: “Y digo muy claro en el documental que los gobiernos son grandes responsables, por ejemplo, en 1981 la OMS estableció una convención que limita la promoción de alimentos para bebés solo para casos realmente necesarios, pero no establece sanciones, por lo que son los gobiernos los que no aplican esta norma. En Kenia, en el 2012, se implementaron sanciones en el marco de esta norma y los resultados se pueden ver, la lactancia materna ha subido en un 61%, quiere decir que están reduciendo la mortalidad infantil. Si lo puede hacer Kenia ¿por qué  no el resto del mundo?”.

Invitamos a nuestros lectores a seguir el trabajo de Noemí Weis y de su productora FilmBlanc, así como asistir al festival HotDocs para disfrutar de impactantes trabajos como Milk.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone