Simon Pribac, co-protagonista de Exit: “Todo es posible”

Imagen promocional del actor Esloveno-Canadiense Simon Privac en Exit/Izhod (película del European Union Film Festival)
Imagen promocional del actor Esloveno-Canadiense Simon Pribac en Exit/Izhod (película del European Union Film Festival)

Me encuentro con Simon en un bar de Liberty Village y me cuenta de qué forma se vio involucrado en el elenco de actores de la película Izhod (Exit), sin haberlo ni siquiera planeado. Un día cualquiera, estando en Eslovenia, recibe una llamada de alguien que quiere hablarle de la producción de una película. Se reúne con dos hombres que lo último que parecen ser es un director y un productor de cine. En la reunión le comentan que están preparando una película, que tienen algunas localizaciones ya pactadas y le proponen formar parte de la película en el rol de policía. Le hablan de explosiones, de helicópteros, Porches y Lamborghinis… Simon busca la cámara oculta pensando que se trataba de una broma… En la siguiente reunión, le propusieron ser uno de los personajes principales de la historia, y al poco tiempo, empezaron el rodaje. Me cuenta con una sonrisa de oreja a oreja lo bien que lo pasaron grabando la película y el esfuerzo que puso todo el equipo para que saliera adelante…

Simon Pribac, googleo y me encuentro con: artista, consultor de estrategias comerciales y márketing, locutor de radio, coordinador de eventos, diplomático público, artista de música electrónica… ¿Cómo te describirías?
Multifuncional, una persona multidisciplinaria. Estudié un programa de márketing en la Universidad de York, que como la misma universidad define es multidisciplinario, y me imagino pues, que este programa produce eso: profesionales multidisciplinarios.

¿Por qué decidiste estudiar teatro y, qué tiempo dedicas ahora mismo a esta área profesional?
Empecé a hacer teatro en el instituto y seguí con él tanto en Eslovenia, mi país natal, como en Italia. Luego empecé a trabajar en el mundo de la música electrónica como artista, e hice espectáculos y conciertos por toda Europa, incluyendo España, Alemania, y Eslovenia, entre otros. Llegó un momento en el que decidí mejorar mis conocimientos como actor con formación académica; y la verdad, creo que es lo mío. Una cosa me fue llevando a la otra, y ahora mismo no estoy trabajando en el campo del teatro, sino que estoy más puesto en la carrera profesional de consultor de márketing. Pero el mundo del teatro y del espectáculo es siempre una pasión.

Pasemos a hablar de Izhod (Exit), película dirigida por Dejan Babosek. ¿Qué nos cuenta esta película?
La película es de acción-drama y refleja los problemas que se encuentran los jóvenes europeos actualmente, teniendo en cuenta el contexto de crisis político-social. Eso sí, siempre con un punto satírico y de exageración. Una de las características de esta película es que “se quita los guantes” y te habla de forma directa. Como alguien comentó en su momento, esta película es una sobredosis de activismo popular con algo de redención. Es una película interesante y representa un triunfo para el cine independiente esloveno porque es la primera película que se produce para la gran pantalla con sólo dinero de entusiastas y sin ayuda del gobierno.

Imagen promocional Exit/Izhod (película del European Union Film Festival)

Imagen promocional Exit/Izhod (película del European Union Film Festival)

En esta película interpretas el personaje de Andrew: trabaja en una agencia de viajes local y decide emprender ¡el viaje de su vida! ¿Te parece que este personaje refleja una mayoría de la población de la sociedad actual?
Yo diría, que indirectamente, refleja aspiraciones de mucha gente que están viviendo una situación bastante difícil en este contexto europeo. Se habla de diferentes niveles de corrupción, llegando también a la corrupción moral. Así que la película comparte unos sentimientos que reflejan este periodo actual y la parte de la gente que lo está viviendo. Y no sólo en Europa, se podría hacer extensible a otras partes del mundo.

¿Crees que mucha gente piensa en hacer un gran paso o un gran cambio en sus vidas, pero hay poca que realmente se atreva a hacerlo?
Los cuatro personajes principales son lo que podríamos llamar “típicamente eslovenos”; conformistas, intentando no causar problemas, que en cierta forma también refleja la mentalidad canadiense… Y el personaje que yo interpreto es muy tranquilo, tratando de ser agradable y buena persona, aunque un poco patoso… una cosa sí tiene, su primo. Andrew tiene un primo que vive en una isla tropical, no sabemos muy bien de qué trabaja pero vive allí y tiene negocios y mucho dinero. Pues este primo, que curiosamente es serbio, no esloveno, es el que mantiene el coraje y le da el apoyo a Andrew para que pueda hacer algo diferente. Gracias a él, Andrew pasa de ser el chico tranquilo y conformista al convencido que coge el toro por los cuernos en cualquiera de las situaciones que se le aparecen.

¿Todos necesitamos este primo, o esta persona que nos dé apoyo o coraje para hacer un salto?
Muchas veces sí que necesitas esto en la vida. Muchas veces la gente piensa mucho, y tiene sueños y a veces… evidentemente no sugeriría a la gente que robara a un banco, pero sí que hicieran pasos y se animaran a hacer ciertos cambios. Puede ayudar que tengas a alguien que te de coraje, y que sobretodo te diga: “¡Puedes hacerlo! ¡Realmente puedes, y lo tienes que hacer ahora!”. La verdad es que ahora mismo en Europa, hay muchos jóvenes que buscan mejores opciones y tratan de dar el salto a nuevos países para mejorar su situación…

¿Qué es lo que más te gusta de Andrew, el personaje que interpretas en esta película?
Me gusta mucho su transformación como persona. Me gusta como este chico pasivo y tranquilo se convierte en un atracador de bancos, e incluso disfruta más de esta experiencia que sus compañeros, que en un principio eran más agresivos y estaban más motivados para pasar a la acción.

¿Me puedes contar alguna anécdota del rodaje?
Fue muy divertido grabar esta película, entre otras cosas, porque grabamos en distintos países como Eslovenia, Francia y Mónaco. Recuerdo un día en que el productor me dijo, “oye mira, mañana grabaremos por la tarde, así que esta noche puedes salir y divertirte”. Estábamos en Francia, y dije pues por qué no… Al día siguiente, el productor me despierta al amanecer y me dice, “venga Simon ven conmigo a Mónaco que me tienes que ayudar con la coordinación y logística de unos helicópteros para la película…” Total que me arrastró hasta un Lamborghini que teníamos para la película y, técnicamente, me desperté dentro de él de lo rápido que conducía.

Imagen promocional del actor Esloveno-Canadiense Simon Privac en Exit/Izhod (película del European Union Film Festival)

Imagen promocional del actor Esloveno-Canadiense Simon Pribac en Exit/Izhod (película del European Union Film Festival)

Regresamos a Toronto… ¿Cómo crees que el público va a recibir esta película?
Creo que esta película ofrece una perspectiva de cómo la gente está viviendo y percibiendo la situación de crisis en Europa. Creo que por lo general, la gente que vive en Toronto no tiene una imagen correcta o global de lo que está ocurriendo allí y cómo la gente joven se ve afectada por esto. Evidentemente, la película lleva la situación a un extremo, pero pienso que es una buena manera de hacernos reflexionar.

¿Las películas europeas difieren mucho de las americanas?
Generalmente sí, lo puedes detectar a simple vista, aunque siempre hay directores de los dos lados que intentan hacer el cine del otro. En el caso de Izhod (Exit) el director creo que quiso adoptar un poco el estilo de cine americano separándose un poco de lo que entendemos por películas europeas. Es un experimento interesante.

Hace tiempo que vives en Toronto… ¿Mantienes tu relación con tu país natal?
¡Sí! Voy a Eslovenia como mínimo una vez al año. A veces es para participar en espectáculos de música electrónica, a veces para representar la película… Una vez me llamaron también para hablar en el parlamento, fue curioso. La verdad es que mantengo una relación estrecha y fuerte con mi país, aunque vivo en Canadá. Y no te creas, cada vez que termino un proyecto pienso en volver a Eslovenia… ¡Y luego me dan otro proyecto! Quizá algún día…

¿En qué proyecto estás trabajando ahora mismo?
Pues la verdad es que es bastante curioso porque en esta película interpreto finalmente a un atracador de un banco… y en mi vida actual, estoy trabajando en un proyecto de márketing para un banco.

Ya para terminar… ¿Todo es posible?
¡Todo es posible! Como diría el primo Alexander en el set de la película: “Si tienes huevos, ¡todo es posible!”.

Podréis disfrutar de esta película y ver Simon Pribac en acción el jueves 20 de noviembre, a las 8:30 de la tarde, durante el European Union Film Festival.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone