Sopesando las promesas

en la recta final las elecciones 2015 en Canada.

Como una extraña balanza de múltiples fieles en constante sube y baja, avanza en Canadá la campaña electoral. Así de inconstante es el proceso donde cinco rostros aspiran la mayoría parlamentaria que los convierta en jefe de Gobierno. Sus planteamientos, ideas y promesas, bastante disímiles entre sí, buscan calar en un electorado todavía dubitante. Única, interesante, difícil… esta contienda llega el próximo 19 de octubre a su fin, pero mientras eso sucede, abonemos a la claridad revisando el perfil de los que quieren liderar el país.

Stephen Harper: Actual Primer Ministro y cabeza del Partido Conservador, lucha por acuñar un cuarto mandato. Nacido en Toronto en 1959,  tiene casi tres décadas de experiencia en la  política. En esta oportunidad apunta al clave sector inmigrante, al que ofrece mejorar y ampliar programas ya existentes como Foreign Credential Recognition Loans, por ejemplo, que consiste en un préstamo a quienes necesitan pagar el proceso de reconocimiento de títulos y credenciales. Su idea es aligerarlo drásticamente. Seguridad es otra de sus preocupaciones, una muy importante por cierto, habida cuenta de los sucesos que aquejan al mundo actual, sin embargo lleva a cuestas lo que podría considerarse su mayor equivocación en los últimos tiempos: la mentada Ley Bill 51 o Ley antiterrorista, de especial cuidado justamente para los nuevos residentes que se apura a recapturar.

Tom Mulcair: Líder del Nuevo Partido Democrático. Oriundo de Ottawa donde nace en 1954, es un abogado de igualmente amplia trayectoria en el mundo de la política. De ideas de avanzada, el ambiente, el derecho a una vida sana y los programas pro familia, figuran como parte clave de su programa de Gobierno. Puede decirse que habiéndose pronunciado contra los separatistas (Quebec), su mayor reto está en obtener su voto, decisivo por cierto.

Justin Trudeau: Partido Liberal. Sus planteamientos hacen hincapié en un mayor apoyo a la clase media. “Podemos hacer más por las personas que lo necesitan, haciendo menos por las personas que no (lo necesitan), aseguró públicamente. Anunció además que ajustará la tasa de impuestos de acuerdo al bolsillo del contribuyente, y revisión de planes familiares para brindarles accesibilidad, sin embargo muchos lo observan sin piso real para enfrentar la crisis económica, de acentuarse ésta. Trudeau es hijo del  tres veces Primer Ministro Pierre Trudeau, un aval importante. De formación humanista, es el más joven de los aspirantes, 44 años.

Gilles Duceppe: Nacido en Montreal y de 68 años, representa al Bloque Quebequense, reconocido grupo soberanista. De amplia experiencia en el quehacer sindical, guarda para sí el enorme peso que su provincia tiene en la elección. El relanzamiento de la economía y el ambiente constituyen las prioridades de su plan de gobierno. Deberá eso sí, borrar de la memoria de los canadienses el fracaso de 2011.

Elizabeth May:  De 61 años y formación humanista, lidera el Partido Verde de Canadá, movimiento de corte ecologista como su nombre indica.  May apuesta a mantener el subsidio en beneficio del cuidado de niños así como otros planes de corte social. Considera sin embargo que la reforma electoral y la restauración de la democracia parlamentaria son puntos de suma importancia. Con estas,  intenta abrir la visión que existe sobre su partido y sobre ella misma,  un tanto pudorosa para los días que vivimos.

Los sondeos realizados por diferentes vías, arrojan que las principales preocupaciones del electorado canadiense en este momento son el manejo transparente de recursos, el ambiente, los impuestos, salud y, de manera recurrente, seguridad.

En el horizonte ya se avizoran tendencias. Unos dominan la intención del voto joven, otros cuentan con el compromiso de sus seguidores y así sucesivamente, pero en todo caso, la balanza se inclinará por uno solo, uno de estos cinco rostros.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone